Las cadenas se pueden utilizar para juegos de restricción (bondage), de pérdida de control o buscando, simplemente, motivos estéticos.

La ventaja de las cadenas es que no es necesario saber hacer nudos sino controlar correctamente candados, mosquetones y enganches. Las cadenas nos permiten jugar con el frío, el calor y los diferentes pesos según el modelo que utilicemos.

Aprenderemos como usar las cadenas y candados de un modo cachondo y seguro, tanto top como bottom disfrutarán ampliando sus prácticas y conociendo los distintos usos que se les puede dar dentro de una sesión.

Si te pone imaginar el sonido de una cadena, el tintineo de las llaves, el frio metal sobre la piel, la perspectiva de lo que llega, la sensación de pérdida de control, de inmovilización… este es tu taller.

¡La ferretería se convertirá en tu sex shop preferida!



Duración: 1:30 h / Participantes: Máximo 30 / Necesidades Técnicas: Proyector Contratación: Escríbeme a elenaurkopostop@gmail.com