Es un tipo de práctica BDSM que consiste en utilizar agujas hipodérmicas para perforar la piel de tu compañerx de juegos.

Aunque pueda parecer una práctica extrema, muchas veces estos juegos no tienen tanto que ver con el dolor o con la sensación física que estos elementos proporcionan, sino con efectos psicológicos relacionados con la confianza y la entrega.

Es un juego emocional y una forma simbólica de penetración en el que la persona sumisa da permiso y ofrece su confianza a la dominante para que le penetre.

En este taller aprenderemos a poner agujas de un modo seguro y experimentaremos también la sensación de recibirlas.

Primero realizaremos una introducción teórica en la que hablaremos de higiene, seguridad y salud para después llevar a cabo la parte práctica. De este modo cada pareja o grupo podrá dar sus primeros pasos en la utilización de las agujas.

Duración: 2 horas Participantes: Máximo 25 / Necesidades Técnicas: Proyector y altavoces. Entrada VGA y minijack / Contratación: Escribe a elenaurkopostop@gmail.com